Sobre mí

Para entender mi historia hay que saber ante todo que soy positiva, optimista y un poco inconsciente. ¿Cómo sino, me hubiese casado a 19 años, hubiese tenido 3 hijos y hubiese montado una empresa con tres niños pequeños?
Como soy fan del “querer es poder” os he de decir que ha sido todo un éxito.
Empecé a dar clases de cocina en 1983 sabiendo muy poquito, pero me apresuré a aprender por las noches y de la escuela surgieron los pedidos para las alumnas. En seguida abrí un catering exitoso hasta 2020. He pasado 37 años de mi vida entre fogones y banquetes al lado de gente maravillosa, siempre mejorando y contenta de crecer como persona con mi trabajo. Ver felices a los demás en los eventos que he servido me ha dado un constante empuje.
Por otra parte, sin ser artista me gusta el arte, sin ser fotógrafa me gusta la fotografía, sin ser pintora me gusta dibujar y sin saber música me gusta cantar. Me gusta lo estético y en esta etapa de mi vida puedo dedicarme a estos hobbies, así que aquí tenéis mi blog.