Receta / Postre

Cake de calabacín y nueces

Sobre esta receta

La receta del cake de calabacín es de mi hermana M José que cocina como los ángeles. Es un plum cake tipo inglés que tiene los típicos aromas de canela y vainilla, la textura crujiente de las nueces y la humedad del calabacín. Os lo recomiendo para cualquier merienda o para un buffet de comida salada. Os luciréis seguro.

Ingredientes

Para un molde de cake de 28 cm

1 calabacín y medio (volumen: 2 tazas de calabacín rallado)

2 huevos

75 cc. de aceite

325 gr. de azúcar

280 gr. de harina

50 gr. de nueces peladas

1 cucharadita y media de canela

1 cucharadita y media de vainilla

1 cucharadita de bicarbonato

1 sobre de levadura Royal

Sal

Preparación

Prepararemos los ingredientes:

Tamizaremos la harina junto con la levadura, la canela, la vainilla y el bicarbonato. Y luego engrasaremos un molde de plum cake y pondremos papel de cocina en el fondo también engrasado. O bien, podéis poner papel por los 4 lados. Se desmoldará mejor. Rallaremos el calabacín con piel, hasta llenar 2 tazas.

Ahora ya podemos hacer el cake: en el bol de la batidora poner los huevos y el azúcar y batir hasta emulsionarlos. Añadir el aceite sin parar la máquina y una pizca de sal. Seguidamente agregar el calabacín y la harina con la levadura, el bicarbonato y los aromas. Remover hasta que quede lo más homogéneo posible y por último mezclar las nueces.

Verter la preparación en el molde de cake y cocer en el horno precalentado a 175º, durante 1,15 h.

Enfriar bien antes de desmoldar.

Servir a rodajas. Va bien hacer rodajas gordas y partirlas por la mitad. La textura es muy suave debido a la humedad que aporta el calabacín y al no ser tan denso como otros plum cakes, es más frágil.

Plus: El bicarbnonato actúa como gasificante, es decir, hace que la masa suba un poco más, como si pusiésemos claras a punto de nieve.

De internet: «El bicarbonato, en la mezcla de los líquidos y sólidos del bizcocho, sumado al calor del horno actúa como un gasificante. Es decir, al descomponerse con el calor se convierte en gas (dioxido de carbono) lo que hace que la tarta o el bizcocho suba, se hinche y resulte blando y esponjoso cuando el bizcocho este hecho.»

Pues ya lo sabéis, bicarbonato en vuestra despensa!

Ingredientes

Poner todos los ingredientes secos en un colador fino

y tamizar.

Rallar el calabacín con piel

hasta obtener 2 tazas de volumen

Emulsionar los huevos y el azúcar a mano o a máquina

Añadir el aceite y seguir batiendo

Agregar el calabacín

Y ahora la harina con los condimentos y la levadura. Remover con cuidado hasta que quede lo más homogéneo posible, asegurándonos de que no hayan grumos de harina.

Finalmente, las nueces picadas

Verter la preparación en un molde engrasado y con papel en el fondo, o con papel también por los lados. Se desmoldará mejor.

Cocer en el horno ya precalentado a 175º durante 1 h. 15 min.

Sacarlo del horno y dejar enfriar

Desmoldar. En este punto se puede congelar, bien envuelto.

Cortarlo en trozos de 1 cm o bien más gruesos y partirlos por la mitad. La textura es muy suave debido a la humedad que aporta el calabacín y al no ser tan denso como otros plum cakes, es más frágil..

Queda genial