Receta / Postre

Mona de Pascua con sorpresa

Sobre esta receta

Hoy os doy una idea a los padrinos o a los pasteleros caseros que quieran sorprender a los hijos o nietos con una «Mona de Pascua» especial. A partir del bizcocho que mejor os salga hacéis una caja (mirad las fotos), la rellenáis de Maltesers y la cubrís de chocolate. Preparaos para hacer fotos a los niños! Ideal

El pastel queda mejor si el molde es cilíndrico y altito.

Para los de fuera de Cataluña: La Mona de Pascua es un pastel que tradicionalmente regalan los padrinos a sus ahijados el domingo o el lunes de Pascua y es típico que esté decorado con un huevo de chocolate.

Ingredientes

Bizcocho de chocolate;

Para un molde de un diámetro de 20 cm x 10 cm. de altura:

Utilizad la receta del post que os indico, pero con la proporción de 8 huevos:

https://esthercondemoller.com/recepta/pastel-de-chocolate-y-frambuesa/

Cobertura:

200 gr. de chocolate sin leche

100 gr. de mantequilla

5 cucharadas de agua

Relleno:

1 o 2 bolsas de Maltersers

Adornos:

Huevo de chocolate

Rizos de chocolate

Mini bolitas de chocolate

Acompañamiento optativo:

Nata montada

Preparación

Base crujiente:

Preparad la masa del bizcocho de chocolate según esta receta: https://esthercondemoller.com/recepta/pastel-de-chocolate-y-frambuesa/

Para el molde de la receta, que mide 20 cm x 10 cm. de altura, haced las proporciones para 8 huevos .

Engrasar el molde y poner papel en el fondo.

Verter la masa y cocer en el horno a 160º durante 50 minutos. Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Preparar el bizcocho de manera que quede un agujero en el centro para poder rellenarlo de bolitas de chocolate, como si fuese una caja.

Mirad las fotos y veréis el procedimiento. Primero se saca «la tapa», luego se corta la parte inferior, a 2 cm de la base haciendo incisiones con un cuchillo y haciéndolo girar 90º desde varios puntos. Finalmente, desde la parte superior, con ayuda de un cuchillo recortamos un cilindro y lo sacamos fuera de «la caja». Nos aseguramos de que esté completamente frío y ya lo podemos rellenar con las bolitas. Finalmente tapamos el bizcocho.

Cobertura de chocolate:

Deshacer el chocolate con un poco de agua a fuego lento o a baño María. Añadir la mantequilla a trocitos, a temperatura ambiente. Lo ideal es no volverla al fuego, deshacerla con el calor del chocolate, aunque si es preciso, la podéis acercar un momento al fuego. Reservar.

Una parte de esta cobertura la podemos separar y enfriarla más rápidamente para poderla usar de «masilla» y tapar todas la imperfecciones del pastel. Con ayuda de una pala, lo vamos cubriendo y una vez acabado, lo dejamos enfriar.

En el momento de cubrir el pastel, hay que valorar la densidad del chocolate y si hace falta, lo volvéis un momento al fuego.

Cubrid el pastel, moviendo la rejilla y dando golpecitos en la mesa para que quede uniforme. Dejadlo enfriar, pero hay que decorarlo antes de que solidifique el chocolate.

Para presentar este pastel y convertirlo en la Mona he puesto un huevo de Pascua, más Maltesers y mini bolitas de tres chocolates y fideo de chocolate. Otro día podéis presentarlo con velas de cumpleaños y si queréis variar, queda muy bien con M&Ms de colores.

Lo ideal es acompañarlo con nata montada ya que en realidad, estamos sirviendo sólo un bizcocho de chocolate.

Preparar la masa de bizcocho con las proporciones de 8 huevos y

verterla en el molde engrasado y con papel en el fondo.

Cocer a 160º durante 50 minutos

Ingredientes para la cobertura de chocolate y los adornos

Deshacer el chocolate con un poco de agua a fuego lento o a baño María

Remover hasta que esté homogéneo e incorporar la mantequilla a trozos, y es mejor si está a temperatura ambiente. Procurar que se deshaga fuera del fuego.

Remover hasta que esté todo bien unido y reservar

Una vez frio el bizcocho, empezaremos a hacer «una caja»

Retirad una rebanada gruesa que será la tapa y con un cuchillo de hoja larga, haced incisiones girándolo unos 90º cada vez. Con 3 ó 4 incisiones será suficiente. El cuchillo no debe atravesar el bizcocho. Se ha de quedar a 2 dedos del borde.

Ahora, con un cuchillo de sierra, cortad un círculo a dos dedos del borde, sin llegar a la base del bizcocho

y retirad el cilindro del centro. Para este pastel no lo vamos a usar. Reservadlo para un desayuno o merienda.

Aseguraos de que el centro del bizcocho esté frío y lo rellenáis de bolitas de chocolate. En esta receta he usado Maltesers.

Repartidlas bien procurando que en la parte superior no sobresalga ninguna bolita

Tapad el pastel

Con una parte de la cobertura que hemos reservado, «enmasillar» el pastel para que quede lo más uniforme posible. Es mejor que esta parte de la cobertura de chocolate esté un poco más fría para ganar densidad.

Dejar enfriar

Valorad la densidad de la cobertura y si es necesario, la acercáis un momento al fuego. Verterla toda por encima del pastel, moviendo la rejilla y dando golpecitos en la mesa para que quede cubierta por todos lados.

Dejadla enfriar, pero decoradla antes de que solidifique el chocolate

En este pastel he puesto un huevo de Pascua en el centro y más bolas de chocolate alrededor. Lo he acabado con mini bolitas de 3 chocolates y fideo de chocolate.

Al servirlo, cortad las porciones con un poco de tacto para no romper las bolas. Los niños se sorprenderán al ver el interior!

Aquí tenéis una Mona de Pascua especial. Otro día, en lugar del huevo de Pascua pueden haber velas de cumpleaños y si lo queréis ir variando, también es espectacular con M&Ms de colores.

Súper! Lo podéis acompañar con nata montada, ya que, en realidad sólo servís bizcocho de chocolate