Receta / Entrantes

Sopa de cebolla

Sobre esta receta

Publico esta sopa a petición de mi hijo. Es la sopa de cebolla que hacemos en casa, algo diferente de la tradicional, pero buena y práctica. El truco es tener la cebolla muy bien cocida y el caldo bueno.

En lugar de gratinar las cazuelitas individuales en el horno con el pan y el queso, hago tostadas aparte y las vamos echando al caldo. A ver qué os parece.

Ingredientes

Cantidades por persona:

Media cebolla

1 yema de huevo

250 cc. de caldo de pollo

4 rebanadas de pan

Queso Emmenthal rallado

Preparación

Podéis hacer el caldo según la receta de este blog: https://esthercondemoller.com/recepta/caldo-de-pollo-y-consome/.

Rehogar la cebolla en una cazuela de fondo grueso tapada y despacio durante 2 horas. Puede estar media hora a fuego más fuerte, pero cuanto más rato esté cociendo, más dulce y buena será.

Cortad rebanadas de pan de una barra estrecha. Tostadlas por ambos lados en el horno con el gratinador y la bandeja en el medio, para que se tuesten de una manera uniforme sin quemarse.

En el momento de servir, ponéis queso rallado encima de cada una y las volvéis al horno sólo hasta que se deshaga. Hay que evitar que endurezca el queso para que sea más cómodo tomarlo con la cuchara.

Para servir esta sopa, calentáis el caldo y la cebolla.

Primero colocáis cebolla en la base del plato o taza. Luego una yema (mejor temperatura ambiente que fría). Y ya en la mesa se sirve el caldo hirviendo. Los comensales rompen la yema y se van echando las tostadas en el caldo,

Un buen plato de invierno.

Rehogar la cebolla en una cazuela de fondo grueso con aceite, a fuego medio al principio y luego más lento

Cocer la cebolla tapada

Si la podéis tener 2 horas, es mejor que una.

Quedará más dulce.

Podéis aprovechar y hacer más cantidad. Se congela bien y así ya la tenéis adelantada para una segunda vez. Aquí hay 6 cebollas.

Cortar el pan de una barra estrecha para que sean rebanadas pequeñas. Será más práctico en la mesa

Tostarlas por ambos lados

Cubrirlas con queso rallado

y en el momento de servir, gratinarlas hasta que se deshaga queso.

Para servir la sopa, poner un poco de cebolla caliente en la cazuelitas individuales y una yema de huevo a temperatura ambiente. No conviene poner ningún ingrediente frío.

Servir el caldo hirviendo y las tostadas aparte

Se van echando en el caldo

Rompéis la yema de huevo, que con el calor se cocerá un poco

Y aquí tenéis un buen plato de invierno