Receta / Postre

Tarta Tatin

Sobre esta receta

Podríamos decir que la tarta Tatin es la reina de las tartas de manzana. Calentita y con un helado o una cucharada de nata, es deliciosa. Aprovechemos la temporada de las manzanas buenas y manos a la obra!

Ingredientes

6 manzanas tipo reineta

Para la primera preparación:

50 gr. de mantequilla

50 gr. de azúcar

Para el caramelo de la tarta:

50 gr. de mantequilla

100 gr. de azúcar

Pasta brisa:

250 gr. de harina

125 gr. de mantequilla

50 gr. de azúcar

1 huevo

Sal

Guarnición opcional:

Nata para acompañar

Preparación

Cortar las manzanas a cuartos y saltearlas un momento en una cazuela grande y de fondo grueso con 50 gr. de mantequilla y 50 de azúcar. No se han de dorar, sólo se trata de impregnar los gajos de manzana con mantequilla y azúcar por todos los lados.

Luego preparad el caramelo con el azúcar restante. Se puede hacer en un cazo y luego verterlo al molde en el que coceremos la tarta, o directamente en el molde, según del material que sea. Yo utilizo la cazuela gruesa porque me va bien la medida.

Primero deshaced el azúcar, añadido en dos veces y luego añadid la mantequilla a punto de pomada y removed con una cuchara hasta que quede homogéneo.

Finalmente poned los gajos de manzana cabalgados, rellenando todo el espacio, más bien apretados, porque las manzanas menguarán un poco.

Preparad la pasta brisa: Primero se mezcla el huevo, la mantequilla blanda, el azúcar y un poco de sal y luego se añade la harina removiendo despacio . No conviene amasarla mucho. Formad una bola con las manos y dejadla reposar en la nevera protegida con film.

Finalmente, estiraremos la masa con ayuda de un rodillo y entre dos papeles de cocina y cubriremos las manzanas. Las dos preparaciones han de estar frías.

Hay que pinchar la tarta con un tenedor y hacer una chimenea en el centro para que pueda salir el vapor que generan las manzanas.

Coced la tarta a 180º durante 30 min.

Dejad enfriar antes de desmoldar, porque la masa tiene mantequilla y en caliente es frágil.

Antes de servirla, si vuestro molde se puede poner en el fuego, está bien calentar la base para que se vuelva a hacer un poquito de caramelo, se calienten las manzanas y brillen.

Se sirve tibia y acompañada con nata, o crema de leche o un helado.

Esta tarta se puede hacer con masa comprada ya hecha, ya sea brisa o hojaldrada.

Ingredientes del relleno

Ingredientes de la pasta brisa

Mezclar el huevo entero, el azúcar, la mantequilla a punto de pomada y una pizca de sal

Añadir la harina y seguir removiendo despacio para que se incorpore bien

En seguida se formará la masa

No conviene amasarla mucho, justo hasta que se unan los ingredientes, y luego acabad de unirla en la mármol

Una vez homogénea, la envolvéis en film y la dejáis reposar en la nevera un rato.

Por otra parte, pelad las manzanas y las cortáis a cuartos

Deshaced la mantequilla y el azúcar para pasar las manzanas por la cazuela

No se han de dorar ni cocer, sólo coger un poco de sabor

En un cazo o en el molde que vayáis a usar, preparad el caramelo que dará color y sabor a las manzanas durante la cocción. Primer poned sólo el azúcar en dos veces

Y cuando haya caramelizado incorporáis la mantequilla, a punto de pomada. Removed hasta incorporarla bien.

Y ya podéis poner los cuartos de manzana. Yo he usado esta cazuela porque me va cómodo, pero podéis pasar el caramelo a vuestro molde y luego colocáis las manzanas.

Ahora sólo falta poner la pasta brisa. Las manzanas y la pasta han de estar frías.

Estirad la masa con ayuda del rodillo. Va muy bien entre dos papeles de cocina. También se puede poner una masa comprada: brisa o hojaldrada.

La trasladamos con ayuda del rodillo

Una vez puesta, hay que pincharla y hacer una chimenea en el centro porque la manzana tiene mucha humedad y la masa tiende a quebrarse.

La cocéis en el horno a 180 grados 30 minutos.

Para desmoldarla ha de haberse enfriado la masa, ya que tiene mantequilla y en caliente es frágil. Pero por otra parte, a mi me gusta ponerla en el fuego antes de desmoldarla, para que las manzanas se calienten, se caramelicen un poco y brillen